Cuando el receptor Russell Martin inició su carrera de Grandes Ligas con los Dodgers en el 2006, su homólogo Mike Napoli también comenzaba su trayectoria como ligamayorista en Los Angeles, con los Angelinos.

Muchas cosas han cambiado para Martin y Napoli en siete temporadas, pero una vez más tienen algo en común: este invierno, son los dos mejores cátchers disponibles en el mercado de agentes libres.

Ahora que los Filis ejercieron la opción del panameño Carlos Ruiz para el 2013 y los Bravos hicieron lo mismo con Brian McCann, el mercado de receptores luce relativamente escaso. Las dos opciones más atractivas después de Martin y Napoli son A.J. Pierzynski y David Ross, quienes tendrán 36 años de edad cuando comience la próxima temporada.

Será interesante ver qué sucederá en los próximos meses con estos cuatros receptores y otros como Gerald Laird, uno de varios veteranos que podrían llamar la atención a aquellos equipos en busca de un cátcher suplente.

Dos años después de ser dado de baja por los Dodgers, Martin podría estar en el lugar indicado al momento preciso. El tres veces seleccionado al Juego de Estrellas no ha impresionado con el madero, ya que en dos campañas con los Yankees tuvo un promedio combinado de .224 con 39 jonrones y un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .723. Pero el tiempo está en contra de Pierzynski y Napoli, de 32 años, quien podría ver más acción como primera base y bateador designado. Por lo tanto, Martin parece ser el agente libre que más posibilidades tiene de pasar las próximas temporadas como receptor titular en algún equipo.

Las esperanzas de Martin de permanecer con los Yankees se refuerzan con el hecho de que el manager Joe Girardi, un ex receptor de Grandes Ligas, está satisfecho con su aporte a la defensa.

Napoli, quien ha conectado 20 cuadrangulares en cada una de las últimas cinco campañas y al menos 24 bambinazos en las últimas tres, es sin dudas el receptor más atractivo en el mercado en cuanto a ofensiva se refiere. Pero sus opciones probablemente estén limitadas a clubs de la Liga Americana que tengan otro receptor principal, ya que Napoli no disputó más de 69 juegos detrás del plato en ninguna de sus últimas dos temporadas con los Rangers.

Hubiese sido interesante ver qué clase de contrato Napoli hubiera conseguido de haberse convertido en agente libre tras terminar con promedio de .320, 30 vuelacercas y OPS de 1.046 en el 2011. En el 2012, Napoli bateó .227 con 24 jonrones y OPS de .812.

No obstante, con su poder y la habilidad que le queda como receptor, Napoli estará en la mira de los Rangers y otros clubs del Joven Circuito. Su futuro en Texas podría verse afectado por la presencia del boricua Geovany Soto, quien pasó de los Cachorros a los Rangers en julio.

También será interesante ver qué camino tomarán los Medias Blancas, cuyo receptor titular durante las últimas ocho temporadas ha sido Pierzynski. Aunque éste conectó 27 jonrones y tuvo OPS de .827 en el 2012--las mejores marcas de su carrera--especula que Chicago está listo para darle a Tyler Flores la oportunidad de ser el cátcher principal del equipo.

Reconocido como un gran competidor y un líder valioso, Pierzynski fue el receptor titular de los Medias Blancas en 121 juegos en el 2012. Por lo tanto, podría interesarle a un equipo que necesite un cátcher y quiera una presencia veterana en sus filas por varios años.

Entre los clubes que podrían intentar firmar a Pierzynski están los Mets, Filis, Indios y posiblemente hasta los Cachorros, a quienes quizás les beneficiaría contar con un mentor para el dominicano Welington Castillo, un novato en el 2012.

Está por verse si Ross regresará a los Bravos para una quinta temporada como sustituto de McCann. A Ross se le reconoce como el mejor cátcher suplente de Grandes Ligas y más de un equipo está consciente de su valor como líder. Sus posibilidades de regresar con Atlanta en el 2013 mejoraron cuando los Bravos ejercieron las opciones de dos de sus amigos más cercanos, McCann y el lanzador Tim Hudson, pero Ross tiene motivos legítimos para creer que merece un contrato de dos años.

Por su parte, Laird fue una pieza valiosa en los Tigres como receptor suplente en la recta final ante la lesión de Alex Avila. Su participación en la postemporada podría favorecerlo si intenta permanecer con Detroit o unirse a otro club como reserva.

Brian Schneider, Rod Barajas, los dominicanos Miguel Olivo y Ronny Paulino, Kelly Shoppach y Matt Treanor también podrían atraer a equipos en busca de un receptor suplente veterano.