(AP)

JUPITER, Florida - A pesar de los tantos cambios que han hecho los Marlins, permanece en el equipo una filosofía básica:

"Nuestra expectativa es que vamos a jugar un buen béisbol", dijo el presidente de operaciones de béisbol del equipo de Miami, Larry Beinfest, en el programa de radio "Marlins Insider".

Para Beinfest, la mayor clave de los Marlins será el pitcheo.

"Si nuestro pitcheo produce como pensamos que puede hacerlo, desde el principio, creo que vamos a estar bien", dijo el ejecutivo. "Pero según vayamos en el pitcheo, así nos irá en sentido general."

Después de dos años consecutivos terminando en el sótano del Este de la Liga Nacional, los Marlins han optado por ir en otra dirección. Han reconstruido su roster a base de talento joven y mayormente sin experiencia.

El nuevo manager de Miami, Mike Redmond, tendrán que desarrollar a los nuevos a nivel de Grandes Ligas.

Con los cambios viene mucha incertidumbre. En términos de analizar la nueva dinámica del equipo, Beinfest reconoció que la organización no sabrá exactamente qué tiene hasta que empiecen los entrenamientos a mediados de febrero.

"Tenemos que salir al terreno", dijo Beinfest. "Necesitamos ver qué tenemos."

Giancarlo Stanton y Logan Morrison son los únicos jugadores de posición titulares del Día Inaugural del 2012 que siguen con los Marlins. Y Morrison, quien se recupera de una cirugía en la rodilla derecha y hace la transición del jardín izquierdo a la primera base, no empezará a toda marcha.

De la rotación abridora que inició el 2012, sólo queda Ricky Nolasco.

"Son tantas las caras nuevas que tenemos que respirar, acomodar a nuestro nuevo manager y coaches y finalmente observar a nuestros muchachos todos los días", dijo Beinfest. "Las cosas siempre están en marcha. Va a haber cambios en el roster, trátese de la llegada de peloteros nuevos desde fuera o el ascenso de otros desde liga menor. Esto es una obra en progreso."

El mayor movimiento hecho por los Marlins en el invierno fue el canje de 12 jugadores con los Azulejos el 19 de noviembre, cuando de manera oficial fueron enviados a Toronto Josh Johnson, Mark Buehrle, John Buck y los dominicanos José Reyes y Emilio Bonifacio por siete jugadores, la mayoría de ellos prospectos. Del grupo que llegó a Miami, el torpedero cubano Adeiny Hechavarría, el derecho venezolano Henderson Alvarez y el receptor Jeff Mathis son los que deben estar en el roster del equipo grande de Miami para el Día Inaugural.

No sólo verán por primera vez los Marlins a sus nuevos integrantes en los entrenamientos, sino también observarán a otros llegados como Nathan Eovaldi, Jacob Turner y Rob Brantly. Eovaldi fue adquirido el pasado 25 de julio de los Dodgers en el canje por el dominicano Hanley Ramírez. Turner y Brantly llegaron desde Detroit en el cambio por los venezolanos Aníbal Sánchez y Omar Infante.

"Creo que tenemos que ser realistas en torno a dónde estamos", dijo Beinfest. "Ni siquiera sabremos dónde estamos hasta que salgamos al terreno."

Los entrenamientos también serán el momento para que los Marlins evalúen a sus mejores dos prospectos, el jardinero Christian Yelich y el derecho cubano José Fernández. Yelich y Fernández ayudaron a Clase-A Júpiter a terminar como sub-campeón de la Liga Estatal de la Florida en el 2012. Se espera que ambos empiecen este año en Doble-A Jacksonville, pero tendrán posibilidades de subir al equipo grande en algún momento del 2013.

"Vamos a tenerlos en la mira", dijo Beinfest. "Tenemos algunas piezas clave que van a estar en Doble-A o un nivel más alto. Será bien interesante ver qué tan rápido podrán unirse al talento joven que hemos acumulado en los últimos ocho meses."