Yadier Molina y Carlos Beltrán. (Jeff Roberson/AP)

A los Cardenales les ocurrió algo inconcebible al tener a un rival contra la pared en la postemporada: esta vez, para variar, San Luis no supo jalar el gatillo.

El equipo indomable que el año previo conquistó la Serie Mundial al remontar un 3-2 frente a los Rangers de Texas se derrumbó cuando se puso 3-1 arriba contra los Gigantes de San Francisco en la serie de campeonato de la Liga Nacional.

Apenas anotaron una carrera en los últimos tres juegos para convertirse en el décimo segundo equipo en la historia que dilapida una ventaja 3-1 en una serie al mejor de siete. Batearon un hit en 21 oportunidades con hombres en posición de anotar. Se poncharon 27 veces.

"Nos achicamos, hay que admitirlo", indicó Adam Wainwright, el as de la rotación de los Cardenales. "Quedamos mal con nosotros, con nuestra afición. Teníamos el equipo para ganarlo todo y es por eso que este año llegamos con una motivación extra".

Tras ese colapso, los Cardenales decidieron dejar ir al abridor Kyle Lohse --ganador de 16 juegos-- en la agencia libre. La carrera de su ex as Chris Carpenter parece haber llegado a su fin debido a una lesión de un nervio en el brazo derecho para lanzar. El torpedero Rafael Furcal se perderá toda la campaña tras someterse a una operación en el codo.

Todavía hay más malas noticias. El tercera base David Freese y el relevista Jason Motte inician la campaña en la lista de lesionados, e inclusivo el manager Mike Matheny pasó por el quirófano durante la pretemporada por una dolencia en la espalda.

Más que nunca dependerán de la curva de Wainwright, a quien acaban de renovarle el contrato con un paquete de 97,5 millones de dólares por cinco años. Y no olviden que el derecho apenas hace dos años fue operado en el codo. Su marca en 2012 fue de 14-13 con efectividad de 3.94.

Wainwright será acompañado por el zurdo mexicano Jaime García, Jake Westbrook, Lance Lynn y el novato Shelby Miller.

También podrían recurrir a Trevor Rosenthal y Joe Kelly, otras dos promesas.

"Con el grupo que tenemos, incluso sin Carpenter, seguimos siendo fuertes", dijo Westbrook. "Y los nuevos muchachos tienen un futuro brillante".

Con Motte fuera por una lesión en el antebrazo, el preparador Mitchell Boggs se encargará de la tarea como taponero.

Las adiciones más relevantes fueron la del relevista zurdo Randy Choate y la del bate derecho de Ty Wigginton para la banca.

Pero los Cardenales son un equipo compacto y con varias piezas establecidas. Sencillamente, no se arrugan ante las adversidades. Lo demostraron el año pasado, cuando no se inmutaron tras perder a Albert Pujols en la agencia libre al entrar a la postemporada mediante uno de los dos boletos de wild card.

Yadier Molina es considerado como el mejor cátcher defensivo de las mayores y de un tiempo para acá se ha convertido en una auténtica amenaza con el bate. El puertorriqueño fijó marcas personales en 2012 al batear para .313, conectar 22 jonrones y producir 76 carreras.

El también boricua Carlos Beltrán viene de una campaña con 97 impulsadas y 32 vuelacercas. Pero el jardinero derecho tiene 35 años y su desempeño fue de más a menos en la campaña, señal que ya no debe ser exigido a jugar todos los días.

Matt Holliday, el guardabosque derecho, es garantía de 100 impulsadas por campaña. Atención con Jon Jay, el jardinero central. Su promedio de embasado fue de .373, bueno para su condición de primero al bate.

También disponen de Allen Craig, un primera base que disparó 22 jonrones y empujó 92 carreras en 119 juegos. Freese confirmó que el premio al Más Valioso de la Serie Mundial de 2011 no fue por casualidad, con marcas personales de jonrones (20) y OPS (.839).

En lo que Freese estará fuera por su lesión en la espalda, el versátil Matt Carpenter se encargará de la tercera base. Carpenter, como utility, bateó para .293 la pasada campaña. El intermedista Daniel Descalso y el torpedero Pete Kozma completan la alineación.

Y tienen un par de talentosas promesas en las menores que fácilmente cubrirían necesidades. Uno de ellos es el dominicano Oscar Taveras, un jardinero de 20 años que cuenta con las cinco herramientas. También está el segunda base Kolten Wong.

Los Cardenales se han clasificado a los playoffs nueve veces desde 2000, con siete apariciones en la serie de campeonato del circuito y dos campeonatos del Clásico de Otoño. Es un equipo hecho y derecho. Quizás no podrán destronar a los Rojos de Cincinnati en la División Central, pero otro pase a la postemporada como wild card es algo factible.