SAN LUIS -- Adam Wainwright no permitió hits hasta el octavo inning y estuvo a un out del segundo partido consecutivo de un imparable de los Cardenales de San Luis, que el sábado derrotaron 3-0 a los inofensivos Rockies de Colorado.

Los Rockies acumularon 49 turnos seguidos sin batear un hit hasta que Nolan Arenado conectó una línea limpia al jardín central con un out en el octavo. Eric Young abrió el juego del viernes con un sencillo ante el novato Shelby Miller y los Rockies no volvieron a embasar a un corredor hasta que Todd Helton negoció un boleto con out en la quinta entrada del partido del sábado.

Esos 49 turnos seguidos sin batear de hit es el lapso más largo desde el 25-27 de septiembre de 1981, cuando los Dodgers de Los Angeles se fueron en blanco en 50 turnos.

Wainwright, luego del hit de Arenado, se quitó el gorro en señal de aprecio a la ovación de pie de los fanáticos en un día de lleno completo (concurrencia de 43.050) en San Luis, y procedió a retirar a los dos siguientes bateadores.

Dexter Fowler conectó un sencillo en el noveno, con lo que Wainwright (5-2) igualó su mejor actuación.

Wainwright ponchó a siete para su segunda blanqueada de la campaña y la sexta de su carrera.

El venezolano Jhoulys Chacín (3-2) cargó con la derrota tras tolerar dos carreras y ocho hits en cinco episodios. Ponchó a cinco y dio tres boletos.

Carlos González y Troy Tulowitzki, los principales artilleros de los Rockies, se han cinco veces cada uno en los primeros dos partidos.

Los Rockies, que comenzaron la jornada como el equipo con más carreras de la Liga Nacional, no fabrican una anotación desde que González conectó un elevado de sacrificio el jueves durante el primer inning de un juego ante los Yanquis de Nueva York.

Por los Rockies, los venezolanos Carlos González de 4-0 y Yorbit Torrealba de 3-0.

Por los Cardenales, el puertorriqueño Yadier Molina de 3-2, una remolcada.