Starling Marte

NUEVA YORK -- El manager de los Piratas de Pittsburgh recomienda llegar temprano al estadio para no perderse el momento que Starling Marte toma el primer turno del juego.

¿Por qué? El jardinero dominicano batea para .548 (17 hits en 31 oportunidades) al abrir el primer inning esta temporada. También cuenta con tres bases por bolas, dos pelotazos recibidos y ha anotado 10 veces.

"Es sencillamente increíble que tenga esos números", dijo el piloto Clint Hurdle. "Hay que llegar temprano al estadio, uno no puede perderse ese primer turno".

Cuando planificaban la campaña, los Piratas no estaban muy seguros con Marte como su primer bate al considerar que no era muy selectivo en el plato.

"Sabía que me tocaba una enorme responsabilidad", dijo Marte a The Associated Press. "No pienso en hacer otra cosa que hacer contacto con la pelota, llevarla al lado opuesto y llegar a base".

Después de mes y medio, el rendimiento del jardinero izquierdo de 24 años han superado con creces las expectativas.

• Encabeza la Liga Nacional en hits (48) y comparte el liderato de carreras anotadas (29) con Shin-Soo Choo, de los Rojos.

• Comparte con su compatriota Jean Segura, de los Cerveceros, el liderato de juegos con más de un hit (16).

• Su porcentaje de embasado es de .399, el noveno mejor en su circuito. Luego que el 18 de abril se fue de 5-0 con cinco ponches, se ha embasado en 20 de sus últimos 21 juegos.

• También ha exhibido poder con sus cinco jonrones y acumula 10 bases robadas.

Nada mal para alguien que recién debutó en Grandes Ligas a finales de julio pasado, luego de un tránsito de seis temporadas en las menores.

Su bautizo en las mayores ofreció un adelanto de su innata habilidad a la hora de abrir un juego: como primer bate, disparó un jonrón al primer lanzamiento que vio.

"Tengo poder ocasional, pero no busco dar jonrones. Lo mío es poner la bola en el terreno y aprovechar la velocidad que tengo para llegar quieto", dijo.

La aparición de Marte ha resuelto una de las principales carencias del equipo: un primer bate que se embase con regularidad. El año pasado, los bateadores que ocuparon el primer turno acumularon un porcentaje de embasado de .291, apenas superando a los lanzadores dentro de los nueve que conforman el orden ofensivo.

Haber encontrado un primer bate con garantías apuntala el ataque de los Piratas, un club que desesperadamente intenta poner fin a la sequía de 20 temporadas consecutivas con más derrotas que victorias.

Marte se ha sumado a un núcleo de talentosos jugadores de posición que incluyen a los jardineros Andrew McCutchen y José Tábata, el tercera base Pedro Alvarez y el intermedista Neil Walker.

En los 182 turnos en 47 juegos que tuvo en los últimos dos meses del año pasado, Marte redondeó un porcentaje de embasado de .300, ponchándose 50 veces con ocho boletos durante ese lapso. Tras 146 en 37 juegos en este 2013, acumula 37 ponches con nueve pasaportes.

Después de su debut en Grandes Ligas, Marte se mantuvo activo en la pelota invernal de su país y fue el jugador más valioso de la serie final.

"Fue una experiencia que dio más confianza y conocimiento del juego, lo mejor que vivido en mi carrera", dijo Marte sobre su actuación con los Leones del Escogido.

Marte aún tiene que trabajar en su disciplina al bate para reducir los ponches y subir los boletos, pero los Piratas están definitivamente convencidos que han encontrado una pieza importante para sus ambiciones a corto y largo plazo. "Nos ha dado una nueva dimensión", dijo Hurdle.