Gerardo Parra

MIAMI -- El guardabosque venezolano de los D-backs, Gerardo Parra, goza al ver la reacción de sus compañeros cuando hace sonar una sirena dentro del clubhouse del equipo.

En una ocasión el sonido se escuchó hasta dentro de la oficina del piloto Kirk Gibson durante una entrevista previa al partido. Gibson solamente sonrió.

"Está bien. Si eso lo hace feliz", manifestó Gibson. "La puede seguir tocando. Lo disfruto".

Últimamente Parra ha hecho varias cosas que el manager disfruta. Tras el cierre de la serie de Arizona ante Miami, el jardinero tiene un promedio de .320 y ocupa el tercer lugar en la Liga Nacional con 55 imparables.

A eso se le puede agregar su excelente defensa de todos los días -- en el segundo encuentro de la serie de los D-backs contra los Marlins retiró a otro corredor tratando de anotar -- y sus compañeros están dispuestos a tolerar la bulla en los vestidores.

"Tiene bastante energía y es un hombre divertido", dijo Gibson. "Le gusta competir y le gustan los retos".

Parra aportó toda la ofensiva en la segunda victoria de Arizona frente a Miami con un cuadrangular en el arranque del partido, también preservó esa ventaja con su defensa. Después del partido a Brandon McCarthy -- quien se apuntó la victoria -- se le preguntó qué sabía acerca de Parra antes de unirse a los D-backs en la temporada muerta.

"Me habían dicho que tenía una genial defensa", declaró McCarthy. "Aparte de un juego de pretemporada en que casi ni prestas atención, nunca lo había visto como bateador. No tenía idea de que fuera capaz de ser así de bueno".