Maldonado y Peralta celebran la joya del dominicano ante Cincinnati. (AP)

MILWAUKEE -- ¿Quién tiró más duro el martes durante el primer juego completo de los Cerveceros en dos años y medio? ¿Fue el dominicano Wily Peralta, el derecho que aún alcanzaba las 97 millas por hora en el noveno inning de la blanqueada que les tiró a los Rojos? ¿O fue su cátcher, el puertorriqueño Martín Maldonado?

Seguramente fue Peralta, contestó Maldonado con una sonrisa el miércoles. Pero en cuatro o cinco ocasiones, Maldonado le tiró rectas de vuelta al lanzador en el montículo.

Explicó el receptor.

"Hablé con (Peralta) acerca de tener un mejor ritmo y tiro duro cuando quiero que se despierte", relató Maldonado. "Cuando él hace un pitcheo malo, ahí es que le tiro duro al devolverle la bola, para hacerle saber que puede hacer las cosas mejor."

Ha aflojado muy poco Peralta últimamente. Lleva efectividad de 1.03 en sus últimas cuatro aperturas, incluyendo un juego sin decisión el 2 de julio en el que luchó tú a tú con Stephen Strasburg de los Nacionales, antes de abandonar el partido por una dolencia en la corva izquierda. Milwaukee le dio dos días extras de descanso antes de su joya del martes.

Maldonado afirma que Peralta mejoró en el transcurso del encuentro del martes, empezando a tener mejor comando de un slider que le dio problemas al principio del encuentro. En total, Peralta hizo 113 lanzamientos.

"Creo que ponchará más de lo que hizo anoche", dijo Maldonado al referirse a los seis abanicados del martes. "Es un muchacho joven y a veces los jóvenes no saben cómo tener éxito. Creo que tiene que confiar en lo que puede hacer. Mi trabajo es ayudarlo con eso."

Maldonado también ha ayudado a Peralta a controlar sus emociones en el montículo.

"No esconde su rabia cuando se enoja", dijo el manager de los Cerveceros, Ron Roenicke. "Creo que cuando suceden esas cosas, Maldy puede calmarlo."

Roenicke también ha experimentado con diferentes pitchers para tirarle a Maldonado, quien es el receptor sustituto del equipo detrás de Jonathan Lucroy. Últimamente se ha ido con Peralta con Maldonado-ambos hablan español y trabajaron juntos en liga menor.

"Es una cuestión difícil para nosotros, porque cuando tratamos de juntar a ciertos cátchers con pitchers, tratamos de saber cuál es la importancia de eso", dijo Roenicke. "No nos gusta sentar a 'Luc' contra lanzadores zurdos, porque él les ha bateado bien a los zurdos. Entonces, tenemos que sopesar eso.

"Creo que cuando un lanzador está tirando bien, hacemos esas cosas", continuó. "Si (Peralta) va a estar más cómodo con Maldy, o si (Kyle) Lohse va a estar más cómodo con 'Luc', lo hacemos así."