ALBANY, Nueva York -- Las Grandes Ligas reforzarán sus políticas de combate al hostigamiento y la discriminación de personas por su orientación sexual, según un nuevo acuerdo, al que The Associated Press tuvo acceso el lunes.

La liga tiene previsto anunciar su nueva política el martes, durante las festividades relacionadas con el Juego de Estrellas, en un acto en que participará también el sindicato de peloteros y el secretario de Justicia de Nueva York, Eric Schneiderman, quien ayudó a redactar el acuerdo.

Bajo la nueva política, las Grandes Ligas crearán un código de conducta en el ámbito laboral y lo distribuirán a cada pelotero, incluidos los que militen en las ligas menores. Asimismo, la organización ofrecerá nuevas sesiones de entrenamiento y establecerá un sistema centralizado para recibir quejas de acoso o discriminación.

El anuncio surge después de que Schneiderman logró este año un acuerdo con la NFL para reforzar también las políticas. Algunos prospectos del fútbol americano se habían quejado porque se les hacían ciertas preguntas durante un proceso de evaluación y contratación de la NFL, un caso que derivó en que se revisaran las políticas sobre hostigamiento y discriminación en otros deportes.

Muy pocos deportistas profesionales han manifestado ser gays. Los grupos defensores de los homosexuales han dicho que las políticas y el ambiente en el deporte obligan a que los atletas gays oculten su orientación sexual.

Schneiderman, demócrata, consideró que la nueva política muestra una "postura clara contra la discriminación".

"Nuestro pasatiempo nacional está mostrando liderazgo en la lucha para promover una justicia equitativa para todos", dijo.

Las Grandes Ligas cuentan ya con una política antidiscriminación. Sin embargo, los nuevos parámetros prohibirán expresamente discriminar por motivos de orientación sexual.

El comisionado de las mayores, Bud Selig, dijo que no se tolerará la discriminación en el béisbol.

"Damos la bienvenida a todos los individuos en nuestros parques, sin importar su orientación sexual, raza, religión, género o nacionalidad", declaró Selig. "Tanto en el terreno como fuera de éste, las Grandes Ligas muestran una política de tolerancia cero para el hostigamiento y la discriminación que se basan en la orientación sexual".

La Asociación de Peloteros de Grandes Ligas informó que apoya la política, de modo que los jugadores puedan salir adelante en su trayectoria deportiva sin importar su orientación sexual.

"Abrazamos la diversidad y apoyamos un ambiente de trabajo que esté abierto a todos, sin importar su raza, religión u orientación sexual", dijo el director general del sindicato, Michael Weiner.