BALTIMORE - Jorge Luis Pinto y Luis Fernando Suárez, dos técnicos colombianos cuya filosofía de juego es objeto de cuestionamientos en Costa Rica y Honduras, se enfrentarán frente a frente por el pase a las semifinales de la Copa de Oro.

"Cuando Honduras y Costa Rica se enfrentan, son partidos duros, recios", afirmó Pinto, el técnico de los ticos.

De todos los duelos de los cuartos de final, el clásico centroamericano es el único con la etiqueta de pronóstico reservado. Ambos ganaron dos partidos y perdieron uno en la primera ronda, con Honduras quedando primero en su llave y Costa Rica segundo. Los dos están metidos de lleno en las eliminatorias mundialistas rumbo a Brasil 2014, con los ticos en el segundo lugar y los hondureños en el cuarto.

Costa Rica intentará vencer a Honduras por primera vez en una Copa de Oro. La última cita entre ambos fue en los cuartos de final de 2011, con victoria hondureña por penales. Los catrachos también cantaron victoria en la semifinal de 1991 y en cuartos en 2005.

Pero los ticos ganaron por la mínima los choques por las eliminatorias mundialistas y la Copa Centroamericana que disputaron este año.

"Es un rival eterno para Honduras y esperamos ganar", dijo el zaguero hondureño Erick Norales, quien acaba de incorporarse al equipo. "Los clásicos tiene este morbo extra en el que nadie quiere perder".

Norales es la novedad en el plantel de Suárez, quien amparó del reglamento que permite cambios en los planteles tras la primera ronda y relevó en la defensa al lesionado Johnny Palacios. Tampoco dispondrá del zaguero José David Velásquez tras ser expulsado en la derrota de Trinidad y Tobago.

El equipo de Suárez ha sido criticado por el planteamiento especulador. Algo similar ocurre en Costa Rica, donde se clama por un juego más vistoso, además de goles.

Costa Rica cumplió los deberes con victorias ante Cuba y Belice, ésta última con un autogol, y perdió 1-0 ante Estados Unidos tras un gol en los últimos minutos.

Se anticipa que el delantero Álvaro Saborío estará al frente del ataque costarricense, acompañado por los extremos Rodney Wallace y Kenny Cunningham.

"Hay varios aspectos que debemos mejorar y para nadie es un secreto que la definición es uno de ellos", indicó el volante tico Michael Barrantes.

El partido en el M&T Bank Stadium de Baltimore se jugará desde las 19.00 (2300 GMT), seguido al choque Estados Unidos-El Salvador.