Alex Rodríguez

NUEVA YORK -- Las Grandes Ligas intentarían suspender a Alex Rodríguez al amparo del contrato colectivo, en vez del reglamento antidopaje, según supo The Associated Press.

¿Por qué esto importa? Si MLB (las iniciales en inglés de Grandes Ligas) sigue la vía de la suspensión por el contrato colectivo, ello implica que el toletero de los Yanquis de Nueva York perdería prácticamente toda posibilidad de retrasar el cumplimiento de la sanción en lo que se tramita un recurso de apelación.

Rodríguez nunca ha sido sancionado por una infracción de dopaje. La primera sanción, de acuerdo con el reglamento, no se purga de inmediato si el sindicato de peloteros interviene con una apelación. Esto significa que la sanción queda en el aire mientras un juez de arbitraje toma una decisión.

Pero una fuente al tanto de las deliberaciones en el seno de la parte patronal informó el lunes a la AP que MLB podría esquivar el problema, sancionando a Rodríguez por otro tipo de infracciones. La fuente pidió no ser identificada ya que no tenía autorización para dar declaraciones públicas.

Si se impusiera esa sanción, el antesalista de los Yanquis no podría regresar al diamante, ni siquiera en caso de que se recuperara de una lesión de cuadríceps, mencionada por el club como el motivo por el que A-Rod sigue en la lista de inhabilitados.

Y tan sólo la advertencia de recurrir a esa provisión podría dar a MLB el poder para obligar a un arreglo con el pelotero.

Los Yanquis prevén que Rodríguez será acusado de reclutar a otros deportistas para que recibieran sustancias dopantes de la clínica Biogenesis of America, que nominalmente ofrecía tratamientos contra el envejecimiento en Florida y que ahora está cerrada, tras su vinculación al caso. Rodríguez habría además obstruido la investigación de MLB y no habría dicho la verdad durante pesquisas pasadas, cuando habló de su relación con el doctor Anthony Galea, quien se declaró culpable hace dos años, de un cargo federal de importación no autorizada de drogas, de Canadá a Estados Unidos.

Hace cuatro años, Rodríguez admitió que había consumido drogas para mejorar su rendimiento entre 2001 y 2003, cuando jugó con los Rangers de Texas. Pero ha insistido en que dejó de usar sustancias indebidas desde entonces.

La MLB investiga a Rodríguez y a otros peloteros desde enero, cuando el diario Miami New Times publicó un reporte, según el cual, esos jugadores recibieron drogas de Biogenesis.

"Estamos todavía involucrados en el proceso de prepararnos para una eventual apelación en este asunto", dijo el lunes David Cornwell, abogado de Rodríguez, a la emisora ESPN New York Radio.

Aparte del reglamento antidopaje, no hay apelaciones por suspensiones bajo el acuerdo laboral. Rodríguez podría ser sancionado bajo el Artículo XII B del convenio que reza: "Los jugadores pueden ser sancionado por causa justa debido a conducta en detrimento o perjudicial a los mejores intereses del béisbol, incluyendo, pero no limitado, a participar en actos que infringen leyes federales, estatales o locales".

Si es suspendido conforme esa normativa, Rodríguez cumpliría la sanción mientras se tramite la apelación ante el árbitro Fredric Horowitz. Sin embargo, el gremio podría pedir a Horowitz que no permita que se aplique el castigo, lo cual sería sería inusual en base al proceso. Y Grandes Ligas podría sancionar después a A-Rod por dopaje.

Cornwell no quiso referirse a la información difundida el lunes por el diario New York Daily News de que el comisionado Bud Selig desistiría de una suspensión de por vida si Rodríguez acepta una suspensión que abarcaría hasta la campaña de 2014.

"Hay toda clase de versiones, con toda clase de fuentes, informaciones de últimos minutos y cobertura constante, que no tengo necesidad de responder", digo Cornwell a ESPN.

Al anunciar la suspensión de 65 juegos de Ryan Braun la semana pasada, MLB citó violaciones de tanto el convenio colectivo y como el reglamento antidopaje.

Rodríguez, quien el sábado cumplió 38 años, no ha visto acción esta temporada tras someterse a una operación en la cadera en enero.