MIAMI, Florida -- Con su primer turno al bate de la noche, el cubano Yasiel Puig salió de un bache ofensivo y silenció rumores de que su poderío se había extinguido.

El novato sensación salió de la banca para conectar un cuadrangular que rompió el empate en la octava entrada y ayudó a los Dodgers de Los Angeles a vencer el martes por 6-4 a los Marlins de Miami.

Puig fue retirado de la alineación titular después de no batear hit en sus últimos 11 turnos al bate. Además fue multado cuando llegó tarde a prácticas previas al juego, suscitando más cuestionamientos sobre la madurez y comportamiento del joven de 22 años.

Ingresó en el sexto episodio en un cambio doble, bateó por primera vez al inicio del octavo capítulo y sólo necesitó de un lanzamiento para romper el empate a 4-4.

Puig señaló al cielo con ambas manos y, al pisar el plato, recibió la felicitación jubilosa de sus compañeros. El dominicano Hanley Ramírez saltó a sus espaldas, para que el cubano lo cargara.

Los Dodgers, líderes de la División Este de la Liga Nacional, dejaron atrás una racha de dos derrotas seguidas, la peor que habían tenido en dos meses. Ganaron pese a que dejaron escapar una ventaja de 4-1 y batearon para cuatro dobles matanzas.

El jonrón de Puig sentenció la derrota de Dan Jennings (2-4).

Abrió por los Dodgers Chris Capuano, quien permitió tres carreras y seis imparables en cinco entradas; dio una base por bolas y registró un ponche. No tuvo decisión.

Chris Withrow (2-0) el cuarto de siete lanzadores de Los Ángeles, lanzó una entrada y un tercio para llevarse la victoria.

Por los Dodgers, el mexicano Adrián González de 5-3 con una carrera producida. Los dominicanos Hanley Ramírez de 5-1 con una anotada; y Juan Uribe de 5-2. El cubano Puig de 2-1 con una anotada y una impulsada.

Por los Marlines, el colombiano Donovan Solano de 5-0. El cubano Adeiny Hechavarría de 3-1 con una producida.