DENVER - El jardinero venezolano Carlos González vio agravado un esguince del dedo medio de su mano derecha durante un trabajo de rehabilitación en las ligas menores, y quizás deberá lidiar con la molesta lesión durante el resto de la campaña.

Ante la ampliación de las nóminas de peloteros activos para la recta final de la temporada, los Rockies de Colorado decidieron de todos modos sacar a González de la lista de los lesionados, donde lo habían colocado por 15 días. El equipo tiene la intención de enviar al venezolano a un juego una vez que presente menos dolor e inflamación en el dedo.

El manager Walt Weiss dijo el martes que tomará una decisión dependiendo de cómo se sienta González.

"Espero que esto se presentará periódicamente, y lidiaremos con el asunto en consecuencia", dijo Weiss. "Creo que así debe ser. Esto no va a sanar sino hasta después de la temporada.

González ingresó a la lista de los lesionados en forma retroactiva al 5 de agosto, y se perdió 26 encuentros por la dolencia. Batea para .302 con 26 jonrones y 70 remolcadas en 103 encuentros.

Weiss dijo que, en cualquier otro deporte, una lesión de este tipo no sería tan relevante. Pero en el béisbol, hay que sujetar la pelota y el bate.

"El béisbol es un deporte de tacto, e incluso una pequeña lesión en un dedo o en una mano dificulta jugar, a diferencia de lo que ocurre con otros deportes", dijo Weiss antes de que los Rockies enfrentaran a los Dodgers. "Si te duele un dedo, no puedes lanzar o batear. No puedes jugar".