Jason Heyward. (Dave Tulis/AP)

ATLANTA - La paciencia de Jason Heyward seguirá a prueba en los próximos días, ya que el guardabosque de los Bravos estará fuera de acción al menos un par de semanas más tras ser operado para repararle la mandíbula izquierda.

No obstante, Heyward dio un paso alentador el martes al recibir el visto bueno para hacer tiros y practicar su swing usando un tee.

Se trata de la primera vez que Heyward participó en actividades de béisbol en el terreno tras fracturarse la mandíbula al recibir un bolazo del zurdo de los Mets, Jon Niese, el 21 de agosto.

Heyward ha dicho que en las próximas dos semanas intentará acostumbrase a usar un casco con un protector de la cara.

Aunque los Bravos no han fijado una fecha para el regreso de Heyward, el club parece tener la esperanza de que el jardinero vuelva a finales de septiembre para disputar algunos partidos en la campaña regular de cara a los playoffs.