Miguel Cabrera. (Lynne Sladky/AP)

MIAMI -- Miguel Cabrera quedó feliz con una corona esta vez.

El toletero de los Tigres de Detroit no pudo convertirse en el primer pelotero que gana la Triple Corona de bateo en temporadas consecutivas. Pero el venezolano se quedó con el consuelo de llevarse su tercer título de bateo al terminar con promedio de .348. Cabrera recibió descanso el domingo, en el cierre de la campaña regular en Miami, y Detroit no descifró a Henderson Álvarez, quien les propinó un juego sin hits.

Cabrera ahora se enfoca en los playoffs con los campeones de la División Central de la Liga Americana.

También fue enfático al señalar que no se siente decepcionado por no haber repetido la Trile Corona: "De todas formas he tenido una gran temporada. Conseguí los mismos números del año pasado y ganamos la división".

La verdad es que las estadísticas de Cabrera son mejores a las de 2012, cuando fue galardonado como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Su promedio de bateo, además de los porcentajes de embasado y slugging, superan a los del año pasado.

Durante su sensacional 2012, Cabrera bateó para .330 con 44 jonrones y 139 remolcadas. Este año acumuló 44 jonrones y137 impulsadas.

En 2012, Cabrera se convirtió en el primer pelotero en conseguir la Triple Corona desde Carl Yastrzemski en 1967. No pudo revalidar la gesta por dos razones: lesiones y Chris Davis.

Varias lesiones en los últimos dos meses limitaron a Cabrera a 148 juegos en la temporada, en baja con respecto a los 161 del año pasado. Eso no le permitió mantener el paso con Davis, quien conectó 53 jonrones y produjo 138 carrera para los Orioles de Baltimore.

Cabrera ganó cómodamente el título de bateo, logrando el porcentaje más elevado de su carrera. También logró el mejor porcentaje de slugging: .636.

"Es grandioso", dijo el venezolano. "El año pasado fue durísimo, pero en este fui más consistente, mantuvo el promedio alto. Estoy complacido".

También puede vanagloriarse por ser el primer bateador derecho que gana tres títulos de bateo seguidos desde los seis que Rogers Hornsby encadenó entre entre 1920-25.

Cabrera es el primer jugador con tres títulos de bateo consecutivos en la Liga Americana desde los cuatro en fila de Wade Boggs entre 1985-88. Conectó dos hits en cada uno de sus juegos en Miami y parece estar en mejores condiciones físicas.