Los Dodgers se gestionaron tres días libres tras despachar a Bravos. (Danny Moloshok/AP)

LOS ANGELES -- Los Dodgers de Los Ángeles se gestionaron tres días libres tras despachar a Atlanta en la primera ronda de los playoffs de la Liga Nacional, y la pausa les puede servir para atender algunos detalles.

El equipo descansó el martes, luego de eliminar a los Bravos en cuatro juegos con una dramática victoria 4-3 la noche previa. Como el primer equipo en sortear una serie de división, los Dodgers dispondrán de más tiempo para establecer el orden deseado para su rotación, tomar decisiones sobre su bullpen y que Hanley Ramírez y Andre Ethier puedan recuperarse de molestias físicas.

También estarán a la espera de conocer su rival en la serie de campeonato de la Liga Nacional, el cual se definirá el miércoles en un decisivo quinto juego entre Pittsburgh y San Luis. Los Ángeles arrancaría en casa ante Pittsburgh o de visita en el caso que les toque San Luis.

Los Dodgers tuvieron marca de 4-2 ante los Piratas esta campaña y 4-3 contra los Cardenales.

"Todos mis compañeros están listo para lo siguiente", dijo el novato cubano Yasiel Puig. "Estamos preparados para esto".

Los Dodgers están a cuatro victorias de disputar su primera Serie Mundial desde 1988, año en el que se consagraron campeones por sexta vez, y el quinto desde que se fueron de Brooklyn al cabo de la campaña de 1957.

En la próxima instancia, Zack Greinke se perfila como el abridor del primer juego, con seis días de descanso, luego de perde 4-3 ante Atlanta en el segundo partido de la serie de primera ronda. Clayton Kershaw, quien abrió con tres días de descanso por primera vez en su carrera, afrontaría con la pausa normal el segundo juego de la serie de campeonato.

"Estos tres últimos tres años en los que quedamos fuera me enseñaron que hay que valorar esta oportunidad", dijo Greinke. "Nunca se sabe si se repetirá. Es un sprint de un mes, y estoy entusiasmado con los próximos juegos".

El novato surcoreano Hyun-Jin Ryu asoma como el posible abridor del tercer juego, pero una pobre salida ante los Bravos puso en duda si está a la altura de lanzar en los playoffs. Permitió cuatro carreras en tres innings, pero los Dodgers tuvieron suerte que a Julio Teherán le fue peor.

La pausa permite al mánager Don Mattingly analizar sus opciones en el bullpen, en el que Paco Rodríguez decepcionó en el tercer juego ante los Bravos.

También podrán determinar si el tobillo izquierdo de Ethier ha sanado para así poder jugar en los jardines. Fue limitado a ser un bateador emergente ante los Bravos.

Pero los Dodgers ganaron 42 de 50 entre medios de junio y agosto sin Matt Kemp y Ethier en los jardines. Kemp ha sido descartado por una lesión en el tobillo izquierdo.

Pese a la ausencia de esos bates, los Dodgers cuentan con un productivo ataque. El primer bate Carl Crawford registró promedio de .353 ante Atlanta. El dominicano Ramírez lo hizo para .500, pese a una molestia en la espalda. Puig (.471) y el mexicano Adrián González (.333) son las otras piezas del engranaje.