Yadier Molina y los Cardenales van por otro anillo de Serie Mundial. (Pool/GettyImages)

SAN LUIS - Si los Cardenales, actuales campeones de la Liga Nacional, desean capturar su 12mo título de Serie Mundial en la historia de la franquicia, deberán vencer a una organización que se interpuso en su camino para ganarlo todo en la campaña 2004.

Los Cardenales fueron barridos por los Medias Rojas en ese encuentro del 2004, el primero de cuatro viajes a la Serie Mundial que los Cardenales han hecho en la última década.

Previo a eso, San Luis derrotó a Boston para llevarse el Clásico de Otoño en 1946 y 1967. Ambas de esas Series Mundiales se extendieron hasta siete juegos.

Ahora, por primera vez desde 1999, se da un enfrentamiento de Serie Mundial que incluye a dos escuadras que terminaron la temporada regular con el mejor récord en sus respectivas ligas. Tanto los Cardenales como los Medias Rojas tuvieron 97 victorias.

"Trabajamos bien duro para llegar hasta donde estamos ahora", dijo el as de San Luis Adam Wainwright. "Todavía nos queda una serie mas por ganar. Trataremos de traernos ese trofeo a casa".

El timonel Mike Matheny, apenas en su segunda campaña, estará dirigiendo en el Clásico de Otoño por primera vez después de jugar una Serie Mundial como pelotero. Eso fue en 2004, lo que representa una oportunidad para vencer a un equipo que evitó que los Cardenales ganaran un anillo hace nueve años. Matheny tampoco es el único que queda de aquel roster del 2004.

El receptor reserva de Matheny en la Serie Mundial del 2004 era el entonces novato puertorriqueño Yadier Molina, ahora titular indiscutible detrás del plato para los Cardenales. El coach de bateo John Mabry vio acción en dos juegos de esa Serie Mundial. Chris Carpenter no pudo lanzar tras lastimarse el brazo tras ganar 15 partidos y hacer 28 aperturas para San Luis durante la campaña. El derecho será espectador una vez más este año.

El coach de la tercera base, el boricua José Oquendo, también estaba en uniforme para los Cardenales en ese 2004.

Fue aquella Serie Mundial de la media sangrada, la que terminó con la "Maldición del Bambino". Al igual que en 2013, el equipo de los Cardenales llegó a ese Clásico de Otoño del 2004 después de haber logrado la mejor marca de la temporada regular en la Liga Nacional y liderado la liga en carreras anotadas. En ese octubre también quitaron del camino a los Dodgers.

Esa Serie Mundial, al igual que esta, arrancó en Boston, donde ambas escuadras se combinaron para 20 carreras en el Juego 1. Los Cardenales anotaron sólo tres mas antes de ser barridos.

Desde entonces, los Cardenales y los Medias Rojas se han enfrentado solamente en un par de ocasiones, con San Luis ganando las series de Interligas en 2005 y 2008.

Estos dos clubes ya han capturado cada uno un par de campeonatos de Serie Mundial en este nuevo siglo. El primero que gane cuatro juegos en este Clásico de Otoño se convertirá en ganarlo tres veces.

"Es grandioso estar aquí ahora. Ojala logremos esas cuatro victorias para cerrar con broche de oro".