José Offerman. (Douglas Healey/AP)

SANTO DOMINGO, República Dominicana-- El ex pelotero dominicano José Offerman negó el lunes que esté rehuyendo una demanda que se presentó en su contra en Estados Unidos por haber agredido con un bate a otros dos jugadores durante un juego de ligas menores disputado en Connecticut hace seis años.

Offerman, en declaraciones a The Associated Press, salió al paso de los comentarios que hizo el fin de semana un abogado de la parte demandante, quien dijo que el pelotero estaba desaparecido y no se había presentado ante la corte.

"No estoy desaparecido. Eso que está sonando es una campaña sin sentido. Ni mi abogado ni yo hemos sido citados", declaró Offerman el lunes, durante una breve entrevista en el parque de béisbol de Quisqueya, en la capital dominicana.

Sin embargo, Offerman se negó a identificar a su abogado durante la entrevista con la AP. Su ex abogado, Frank Riccio, fallecido en marzo, se retiró del caso en 2010, tras señalar en un documento presentado ante la corte que Offerman se negó a hablar de la demanda con él y no le había pagado.

El hijo de Riccio, también abogado, se mostró dispuesto a representar a Offerman si regresa a Estados Unidos.

"Estoy donde siempre he estado y he ido a Estados Unidos varias veces en este tiempo", dijo Offerman, quien se desempeña como asesor del gerente general de los Tigres del Licey, Manny Acta, en el béisbol invernal dominicano. Otros dirigentes del Licey confirmaron que Offerman acompañó al equipo a los entrenamientos de primavera de Grandes Ligas en Florida y Arizona, en marzo de este año.

El ex jugador, de 45 años, intentaba regresar a las Grandes Ligas cuando fue golpeado por un lanzamiento en un partido con los Ducks de Long Island. El infielder corrió enfurecido hacia el montículo, bate en mano, y golpeó a dos jugadores de los Bluefish de Bridgeport.

El receptor del Bluefish John Nathans, sufrió una lesión en la cabeza que puso fin a su carrera como pelotero y demandó a Offerman y a los Ducks por 4,8 millones de dólares en el tribunal federal de Bridgeport. El juicio está pautado para comenzar en enero.

El abogado de Nathans dijo que Offerman no acudió a ninguna de las citas judiciales, aunque el juicio puede continuar sin su presencia.

"Ha sido muy difícil para mí localizarlo", dijo el abogado J. Craig Smith. "Ciertamente no espero que Offerman se presente en la corte".

Pero Offerman insistió en que ha viajado a Estados Unidos y en que jamás ha desaparecido.

"Voy a llamar a mi abogado para que me informe qué está sucediendo en este caso", afirmó.

El caso sigue pendiente en un tribunal en Bridgeport. El proceso de selección del jurado y el juicio deberían comenzar esta semana, pero un juez los aplazó hasta enero y ordenó a las dos partes que celebren una conferencia para ver si llegaban a un arreglo, el 5 de diciembre.

Los abogados en el caso han dicho que no esperan un acuerdo antes de que comience la selección de jurados el 7 de enero.

En el 2010, Offerman fue suspendido por tiempo indefinido de la Liga Dominicana de Béisbol luego de pegarle un puñetazo a un árbitro cuando era dirigente del Licey. La suspensión fue revocada en el 2012 luego de someterse a tratamientos psicológicos.

Offerman fue elegido al Juego de Estrellas como pelotero de cuadro de los Dodgers de Los Ángeles en 1995 y de los Medias Rojas de Boston en 1999. Disputó su último juego en las mayores en 2005, con la franela de los Mets de Nueva York.