Ryan Braun. (Morry Gash/AP)

MILWAUKEE, Wisconsin -- Ryan Braun habló el miércoles con la prensa por primera vez desde que aceptó una suspensión de 65 partidos por violar el reglamento antidopaje de Grandes Ligas.

El toletero de los Cerveceros de Milwaukee participó en una actividad en el estadio Miller Park para recolectar alimentos para personas necesitadas, y dijo que está "profundamente arrepentido" por sus acciones, aunque rehusó responder a la mayoría de las preguntas.

"Mi meta es poder seguir adelante", señaló. "Me gustaría poder dar marcha atrás y cambiar las cosas, pero no tengo la oportunidad para hacer eso, así que voy a hacer todo lo posible por pasar la página".

Braun fue la primera superestrella suspendida como parte del escándalo de dopaje de la clínica Biogenesis of America.

El jardinero arrojó positivo a niveles elevados de testosterona en una muestra tomada en octubre de 2011, la misma temporada en la que fue elegido Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, pero su suspensión fue revocada al ganar una apelación por un tecnicismo cuando un árbitro determinó que la muestra de orina fue manejada inadecuadamente. Desde el inicio Braun sostuvo que era inocente y las mayores críticas fueron para el recolector de la muestra de orina, Dino Laurenzi Jr.

Braun dijo que se puso en contacto con Laurenzi y que ambos están dejando atrás el asunto.

"No le he pagado nada a él", dijo Braun. "He tenido algunas conversaciones realmente productivas y positivas con él. La familia Laurenzi de hecho ha sido amable y suficientemente afectuosa para invitarnos a mi novia y a mí a cenar a su casa anoche, y tuvimos una muy buena conversación. Hemos reparado agravios y pienso que ambos estamos emocionados de poder seguir adelante y dejar esto atrás".

Braun había dicho que el reglamento antidopaje del béisbol tenía "fallas fatales", ya que asumía que los jugadores eran "culpables hasta que demostraran su inocencia".

"Ganamos porque la verdad está de nuestro lado", dijo en aquella ocasión.

"Desearía no haber realizado esa conferencia de prensa", apuntó Braun el miércoles. "Fue un gran error. Lamento profundamente haberlo hecho, y muchas cosas que dije ese día".

Braun ha regresado al Miller Park en algunas ocasiones, ha llamado personalmente a abonados de los Cerveceros y se ha reunido con un grupo caritativo local. Hasta el miércoles, no había respondido a preguntas sobre el escándalo.

"Debido a que era una investigación en curso, no tenía permitido decir mucho al respecto en ese momento", expresó Braun.