Max Scherzer.

DETROIT - Max Scherzer, reciente ganador del Cy Young en la Liga Americana, pactó un contrato por una campaña con los Tigres de Detroit por 15.525.000 dólares, lo cual evitó el arbitraje entre las partes cuando al jugador le falta menos de un año para convertirse en agente libre.

Scherzer podría lograr pronto una paga incluso mayor, de una manera o de otra. Al término de la temporada quedará en libertad de cotizarse en el mercado, aunque los Tigres querrán conservarlo con un contrato de largo plazo.

El gerente general Dave Dombrowski dijo el viernes que el acuerdo por una temporada no significa necesariamente menor posibilidad de que los Tigres ofrezcan a Scherzer un contrato por mayor tiempo antes del inicio de la campaña regular.

"Eso es algo que aún queremos", manifestó Dombrowski.

Scherzer, de 29 años, tuvo marca de 21-3, con 2.90 de efectividad y 240 ponches con los Tigres, que llegaron hasta la serie de campeonato de la Liga Americana contra Boston.

El lanzador ganó 6.725.000 dólares la temporada pasada, y otra campaña de lujo podría redituarle un contrato similar a los de su compañero Justin Verlander (siete años, 180 millones), el venezolano Félix Hernández, de Seattle, (siete años, 175 millones) o incluso Clayton Kershaw, de los Dodgers de Los Angeles (siete años, 215 millones).

El contrato de Kershaw es el más lucrativo para un lanzador en la historia del béisbol.

Además del contrato de Scherzer, Detroit también anunció otros acuerdos por una temporada que concertó con los lanzadores derechos Rick Porcello y Al Alburquerque, así como a los jardineros Andy Dirks y Austin Jackson, todos los cuales habían presentado su solicitud para el arbitraje.

En 2013, Porcello terminó 13-8 con promedio de carreras limpias admitidas de 4.32 y 142 ponchados, la cifra más alta de su carrera.

Dirks tuvo promedio de bateo de .256 con 16 dobles, dos triples, nueve jonrones y 37 carreras impulsadas. Jackson bateó .272 con 30 dobles, siete triples, 12 jonrones y 49 impulsadas.