Yunel Escobar (Tony Dejak/AP)

PORT CHARLOTTE, Florida-- Yunel Escobar viene de una de las mejores temporadas de su carrera, y los Rays de Tampa Bay creen que su hábil campocorto puede incluso ser mejor en 2014.

El cubano se sacudió un lento arranque para registrar cifras sólidas a la ofensiva hace un año, pero su impresionante labor defensiva fue su mayor aportación a un equipo que avanzó a postemporada por cuarta ocasión en seis campañas.

Considerado por muchos como un pelotero que rendía menos de lo esperado con los Bravos de Atlanta y los Azulejos de Toronto, Escobar lideró a todos los campocortos de las mayores con un porcentaje de fildeo de .989 en su primer año con Tampa Bay, equipo que lo adquirió en un canje con los Marlins de Miami.

El manager de los Rays Joe Maddon cree que el cubano de 31 años merece ganar el Guante de Oro de la Liga Americana y lo reiteró en conversación con el pelotero esta semana, cuando Escobar se reportó para los entrenamientos de primavera.

Pese a todo existen dudas sobre la manera en que Escobar, que fue suspendido tres partidos en 2012 por haber escrito una polémica frase homofóbica bajo sus ojos mientras era jugador de los Azulejos, puede adaptarse al ambiente de los Rays.

Pero Maddon nunca ha tenido esa preocupación. El manager tiene pocas reglas para el equipo y prefiere crear un ambiente relajado en el que los peloteros sientan que se les tiene confianza y son libres de ser ellos mismos.

"No tengo que decirles qué está bien y qué está mal. Ellos de antemano saben eso... Si ellos saben que se les apoya de manera que pueden ser ellos mismos, y verdadera y honestamente es un ambiente abierto de trabajo, uno saca lo mejor del jugador", indicó Maddon.

Escobar bateó para .259 con nueve cuadrangulares, la mayor cifra de dobletes de su carrera con 27 y 56 impulsadas en 153 partidos la temporada pasada. Defensivamente, sólo cometió siete errores en 610 posibilidades --tres en los últimos 108 juegos-- mientras hacía equipo con el segunda base Ben Zobrist para formar una de las mejores combinaciones para doble matanzas en las Grandes Ligas.

En general, los Rays cometieron 59 errores la campaña pasada --55 menos que en 2012, y la segunda menor cantidad de las mayores detrás de los 54 de Baltimore.