Dave Dombrowski (AP)

DETROIT -- Es posible que el canje para adquirir al mexicano Joakim Soria haya sido el primero de varios movimientos de los Tigres para reforzar al grupo de relevistas del equipo.

"El bullpen ha sido nuestro principal enfoque, y creo que lo será si queremos mejorarlo", expresó el gerente general de Detroit, Dave Dombrowski, después de agregar a Soria. "No sé si lo haremos, pero estamos contemplando cualquier alternativa".

Parece ser poco probable que Detroit cambie de dirección y busque adquirir a un jardinero que batee a la zurda o un torpedero veterano.

El cambio por Soria no le ha quitado el enfoque en el bullpen a los Felinos antes de la fecha límite de cambios, sino que ha cambiado la pregunta.

Antes de la transacción, la interrogante era si Detroit resolvería los problemas de un bullpen que se encontraba en el último lugar de las Grandes Ligas en casi todas las categorías. Ahora la pregunta es si el club ha hecho lo suficiente para mejorar el relevo.

Debido a la situación de los Tigres, éste es un tema complicado.

Bajo Dombrowski, el equipo ha hecho un excelente trabajo a la hora de convertirse en contendientes año tras año, no simplemente debido a la división en que se encuentra, sino por el joven talento que Detroit ha adquirido y desarrollado. Sin embargo, con Max Scherzer y el venezolano Víctor Martínez en camino a la agencia libre para la temporada muerta, la mejor oportunidad para que los Felinos ganen la Serie Mundial puede ser ahora mismo.

Su núcleo no incluye al bullpen, pero es el grupo que podría determinar lo lejos que dicho núcleo pueda llegar. Si no hubiera sido por dos ataques de los Medias Rojas contra el bullpen en octubre pasado, Detroit pudo haber estado buscando asegurar su puesto en la historia con un segundo título consecutivo.

A estas alturas la interrogante no ha cambiado.

"Nuestro bullpen ha tenido problemas", señaló Dombrowski. "Pienso que la verdadera clave es que debes contar con gente que sepa colgar ceros y tirar strikes con consistencia. Reitero, contemplaremos cualquier cosa que tenga sentido para el equipo antes de la fecha límite de cambios".

Sin embargo, ¿qué precio tendrá sentido?

Los Tigres discretamente se han preparado para la siguiente fase al acumular talento en los primeros dos niveles de Ligas Menores. Pero como quedó demostrado con el cambio por Soria, no pueden reforzarse sin ceder prospectos.

"Pienso que Corey Knebel será un cerrador en Grandes Ligas", indicó Al Avila, asistente del gerente general de los Tigres. "Creo que Jake Thompson tiene el potencial de ser un buen abridor".

Sigue siendo tema de debate si los Tigres pueden ser campeones sin ayuda adicional.

Avila calcula que al menos la mitad de los equipos en la Gran Carpa están buscando brazos para reforzar su grupo de relevistas. Pero pocos tienen la misma urgencia que Detroit.

"Todos los 30 clubes tienen buenos gerentes generales, y han enviado a sus scouts a evaluar talento", dijo Avila. "Saben la situación en que estamos. Y saben cuáles muchachos están disponibles".

La cantidad de escuchas observando a los prospectos de los Tigres en Doble-A Erie y en los niveles de Clase-A demuestra que otros equipos no piensan que Detroit haya dejado de cambiar piezas de liga menor. Por otra parte, también le demuestra que Dombrowski, quien ha pasado gran parte de la semana pasada en Erie, Pensilvania, cuál sería el precio para sellar un trato.

Con Soria, los Tigres agregaron un brazo versátil que puede conseguir outs de la séptima entrada en adelante. La interrogante que queda es si los Felinos pretenden conseguir un brazo zurdo de la misma clase.

Detroit habría estado siguiendo de cerca a los Filis, quienes tienen un bullpen que incluye al cotizado dominicano Antonio Bastardo. Por otra parte, dos escuchas de los Marlins, uno de ellos un alto evaluador de talento, fueron vistos en Erie, lo que generó especulaciones acerca de lo que Miami estaría buscando a cambio del zurdo Mike Dunn, quien estará elegible para el arbitraje salarial durante el invierno.

Otro candidato es Tony Sipp de los Astros, un zurdo que Detroit conoce muy bien desde sus días en Cleveland pero que no pudo firmar cuando los Padres le dieron de baja a comienzos de mayo.