Frank Garcés. (Kevork Djansezian/Getty Images)

PHOENIX - Llegar a Grandes Ligas quizás lucía como un sueño lejano para el relevista dominicano de los Padres, Frank Garcés, quien fue puesto en libertad por los Rangers tras su primera campaña de liga menor en el 2009.

Los Padres le dieron una nueva oportunidad al zurdo al firmarlo en el 2011.

"Lo principal cuando llegué a los Padres fue enfocarme, trabajar duro y escuchar", dijo Garcés, quien hizo su debut como ligamayorista el martes. "Me ayudaron mucho. Me ayudaron a mejorar a diario y a llegar hasta acá".

Hasta hace poco, el quisqueyano de 24 años de edad fungía como abridor, pero fue trasladado al bullpen, donde tuvo efectividad de 2.07 con 73 ponches en 61 innings de labor por Doble-A San Antonio este año.

Cuando termine la temporada, los Padres tendrán que decidir proteger o no a Garcés en el roster de 40 jugadores.

"Nuestros evaluadores vieron a un muchacho que se estaba destacando en cuanto a la posibilidad de estar listo para ayudarnos en Grandes Ligas se refiere", dijo el manager de San Diego, Bud Black, acerca de Garcés.