© 2009 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

07/06/09 1:03 PM ET

Apovechando el alcance del internet

Ozzie Guillén vuelve con su columna sobre White Sox

English version >>

Gracias a esta columna he recibido los mensajes más diversos de lugares tan queridos como Barquisimeto, Los Teques o Valencia en mi Venezuela natal, tan cercanos pero desconocidos como Skokie o Bolingbrook en Illinois, o tan remotos como África, Honduras o Cuba.

En todas partes hay fanáticos de los Medias Blancas que envían mensajes de optimismo, dudas, preocupaciones, opiniones, y por supuesto preguntas acerca del equipo y sobre el beisbol en general.

Pensar que cuando yo comencé a jugar profesional, hace más de 25 años, comunicarme con mi familia era toda una proeza. Tenía que ahorrar para hacer las llamadas telefónicas a media noche para conseguir las mejores tarifas.

Ahora, los muchachos que están en las menores tienen tantas formas para mantenerse en contacto con la gente que los quiere y que, desde lejos, los animan y felicitan cuando tienen días buenos, y los apoyan cuando las cosas no salen como quisieran.

Realmente la comunicación es tan importante a todos los niveles.

Hace un par de semanas hice un mitin con mis jugadores, y mi mensaje fue simple y preciso: o jugamos mejor o el Gerente General Kenny Williams se verá en la obligación de tomar medidas que podrían implicar cambios con otros equipos. Así de sencillo.

Yo, honestamente, quisiera mantener a este grupo de jugadores por el resto de la temporada porque, como he dicho muchas veces, estoy convencido de que tienen el talento y la capacidad para competir y ganar.

Aquel mensaje de hace dos semanas por lo visto surtió efecto, aunque no se puede cantar victoria aún porque todavía quedan muchos juegos por realizar.

Pero hemos jugado mejor, y por eso hemos ganado más juegos.

¿Podremos mantener ese nivel hasta septiembre? Espero que sí, aunque en lo que va de año hemos tenido altos y bajos que en momentos me han llenado de confusión.

Al momento de escribir esta columna acabamos de finalizar una serie de cuatro juegos ante Kansas City, en la cual dividimos como visitantes, pero nos deja record de 5-2 en los 7 juegos fuera de casa.

En total, son 13 juegos seguidos ante equipos de nuestra división que nos toca jugar antes del Juego de las Estrellas, y aunque obviamente el título no se define en julio, es importante ganar el máximo ante los rivales directos. El martes estaremos de regreso en casa para jugar tres partidos ante Cleveland, y enseguida tres en el Metrodome ante los Mellizos antes del descanso.

A la gran pregunta que hace la mayoría de los fanáticos que me escribieron esta semana, acerca de si tenemos todavía chance para competir por el título de la División, mi respuesta sigue siendo que sí, y los próximos juegos son importantes porque son contra rivales directos.

¿Qué hará Kenny Williams antes de que termine la fecha límite para hacer cambios sin pasar por waivers? Eso sólo lo sabe Kenny, pero lo que haga va a depender de cómo juega el equipo antes de esa fecha.

Yo nunca le he pedido ningún jugador específico para afrontar la segunda parte de la temporada, ni en el 2005 ni el año pasado, cuando conquistamos la división, pero Kenny siempre ha sabido traer a la persona indicada para ayudarnos a competir.

Este año debe ocurrir lo mismo.

Vamos ahora con otras preguntas:

Kelvin de Puerto Rico quiere saber cuál es el mejor equipo de la Liga Americana, según mi opinión, y por qué. Bueno Kelvin, personalmente pienso que Boston es el rival a vencer, porque su cuerpo de pitcheo es el más completo de la liga. Tienen muy buenos abridores y el bullpen ha hecho su trabajo de manera excelente, y no olvides que el pitcheo es, según muchos, el 70% de este juego.

Jesús, de Caracas, me pregunta qué opino de los juegos interligas, y qué jugador venezolano tenemos actualmente en el sistema de Ligas Menores que tenga la mayor posibilidad de subir al equipo grande.

Los juegos interligas son sin dudas una buena idea de Major League Baseball, porque le permite a los fanáticos ver a equipos que no pasan por sus ciudades, y en cuyos rosters hay jugadores estrellas que todos quisieran admirar al menos una vez. Antes de los interligas, para que los aficionados de Pittsburgh vieran, por ejemplo, a Derek Jeter, tenían que esperar una Serie Mundial Piratas-Yankees. También es interesante ver cómo se dan series que son una especia de "vuelta al pasado", como ocurrió este año con los Medias Blancas, que aprovecharon la visita de los Dodgers para celebrar los 50 años de la Serie Mundial de 1959, en la que Dodgers y Medias Blancas compitieron por el título. Seguro que muchos disfrutaron esos recuerdos, sobre todo ante la visita de Luis Aparicio, Billy Pierce, Jim McAnany, Jim Landis y Jim Rivera.

He dicho siempre, sin embargo, que los equipos de la Liga Americana estamos en desventaja en los juegos interligas, porque mientras nosotros perdemos un bateador cuando nos toca jugar en los parques de la Liga Nacional, ellos en cambio ganan en su ofensiva al poder contar con el bateador designado. Pero, insisto, la idea es buena y por eso los fanáticos la han apoyado.

En cuanto al venezolano que pudiera subir próximamente a las Mayores con los Medias Blancas, lamento decirte Jesús que en este momento no vea a ninguno, aunque en un futuro cercano hay algunas opciones.

Eso me permite responderle también a Walter, de Valencia, en Venezuela, quien pregunta por Clevelan Santeliz.

Clevelan es un gran muchacho y está teniendo su mejor año desde que fue firmado por los Medias Blancas, en parte, pienso yo, porque tuvo poca actuación en el campeonato venezolano. Este año, Santeliz está jugando con los Barones de Birmingham, en la categoría AA, y está demostrando todo su potencial porque se ha mantenido sano. Creo que es la primera vez que Santeliz se encuentra en tan buenas condiciones físicas. En cuanto a su actitud, es la que se necesita para triunfar como pitcher: no tiene miedo, aguanta bien la presión, y tiene agallas. Para terminar, en los campos de entrenamiento siempre lo vas a ver observando los juegos de sus compañeros, y dándole consejos y animo a todos, sin importar si son venezolanos, latinos o norteamericanos.

Neomar, también de Caracas, me pregunta por otro compatriota. Quiere saber cuál es el verdadero chance de Freddy García de volver a Grandes Ligas y hacer el trabajo al que nos acostumbró en sus grandes momentos.

Yo no he podido hablar con Freddy últimamente, pero mis tres hijos me tienen siempre informados de su rehabilitación. Si Freddy logra recuperar la fortaleza en su hombro, todo es posible. Por ahora se encuentra en Glendale, Arizona, junto a Bartolo Colón trabajando duro para intentar ayudarnos en la segunda mitad de la campaña. Nadie más que yo quisiera contar con el Freddy García que todos conocemos.

Rafael, de Los Teques, me pregunta cómo veo el desarrollo del béisbol venezolano.

Creo que nuestro béisbol está en su mejor momento, porque hay bastante talento desarrollándose en las organizaciones de MLB. Al paso que vamos, muy pronto estaremos como los dominicanos, viendo en nuestro torneo a varias estrellas de Grandes Ligas jugando banco en el torneo venezolano, porque hay demasiadas. En cuanto al futuro de nuestro béisbol, va a depender de esos mismos jugadores, sus deseos de jugar en el país, de transmitir sus conocimientos, de los fanáticos que sigan apoyando el espectáculo, y del Estado que también apoye e incentive la sana competencia que es nuestro béisbol profesional.

Noé, de Chicago, quiere saber por qué, teniendo jugadores rápidos, no estamos jugando "small ball". Noé, estamos en eso. Es verdad que tenemos jugadores rápidos, pero también tenemos jugadores con poder, capaces de voltear el resultado con un solo batazo. Pero estamos en eso, acoplándonos, y los últimos resultados son una muestra que los Medias Blancas no dependen exclusivamente de los jonrones.

Tirso, de Skokie, pregunta mi opinión acerca de lo que hizo Frank Thomas en su carrera, ahora que se dice que Sammy Sosa y Alex Rodríguez utilizaron esteroides para aumentar su rendimiento.

Mi opinión, Tirso, es que Frank Thomas debe ingresar en el Salón de la Fama en la primera oportunidad que su nombre aparezca en las papeletas de votación. Los números de Frank lo califican como uno de los mejores bateadores del béisbol de todos los tiempos, y Cooperstowns es el templo donde están los mejores.

Eduardo, de Sarasota, Florida, pregunta si creo que Alexei puede conectar este año 20 cuadrangulares.

Sin dudas, por supuesto que creo que los puede conectar.

Hannah, de Naperville, pregunta qué veo en el futuro de Jim Thome en el 2010.

Al bate de Jim Thome le quedan todavía muchos batazos, pero habrá que esperar para saber cuántos años más quisiera Jim jugar. Quienes compartimos con él en el clubhouse somos testigos del gran esfuerzo que Thome hace diariamente para salir al terreno, batallando en el training room para mantenerse en las mejores condiciones físicas. No es fácil para sus rodillas y piernas sostener la corpulencia de leñador que le permite dar esos batazos gigantescos. Pienso que mientras se mantenga en buena forma y sienta el mismo entusiasmo por hacer los sacrificios que hace, seguirá jugando. En cuanto a los Medias Blancas de 2010, no yo mismo sé qué clase de equipos vamos a tener la próxima temporada. Por ahora, estamos concentrados en la campaña 2009.

Me escribe Karen Aparicio desde Maracaibo, para saludarme y darme las gracias por los comentarios que hicimos recientemente sobre su papá, el inmortal Luis Aparicio. Karen, gracias a ti por tener un padre que es orgullo de todos los venezolanos, el único en el Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas, y ejemplo e inspiración para muchos que decidimos escoger el béisbol como profesión.

Alvaro, de Bolingbrook, quiere saber quién es mi ídolo en el béisbol.

David Concepción es mi ídolo en la pelota, y por él llevo el número 13 en la espalda. Afortunadamente he tenido la suerte de compartir con David en muchas ocasiones, y haber contado con su presencia, así como la de Luis Aparicio y Alfonzo "Chico" Carrasquel en mi primer juego como manager de los Medias Blancas de Chicago en el U.S. Cellular Field ha sido una de las más grandes alegrías de mi carrera. Así como David fue mi ídolo desde pequeño, el puertorriqueño Roberto Clemente es el pelotero que yo más he admirado en el béisbol. No sólo por las cualidades que lo convirtieron en uno de los jugadores más completos en el terreno, sino también por su actitud y su compromiso con la humanidad.

Por último Antonio Miguel, de San Juan de los Morros, en Venezuela, pregunta qué diferencia veo entre el equipo de 2005 con el cual ganamos la Serie Mundial y el actual. Pitcheo. Esa es la gran diferencia. En el 2005 teníamos un cuarteto de abridores de lujo, que como recordarás llegaron incluso a completar la hazaña de 4 juegos completos seguidos en plena post-temporada. Pero además contábamos con un bullpen que se creció en los momentos importantes, que combinaba la experiencia de veteranos como Cliff Politte y Orlando "El Duque" Hernández, junto a jóvenes revelaciones como Neal Cotts o el mismo Bobby Jenks. Aunque obviamente el título fue un logro de todo el equipo y cada integrante de la divisa se vistió de héroe en algún momento, el pitcheo fue la clave del triunfo. En 2009 tenemos buenos brazos, de jóvenes que deben convertirse en estrellas muy pronto, pero que están en proceso de consolidarse cuando alcancen su madurez.

Pido disculpas una vez más por no poder responder todas sus preguntas, y reitero el agradecimiento por todos los comentarios positivos que me envían desde los rincones más lejanos del planeta. Espero que sigan apoyando a los Medias Blancas, y no duden en escribirme para conocer, directamente, lo que ocurre en nuestro equipo. Para mí siempre será un placer leer todos sus comentarios, opiniones, inquietudes, preguntas, sugerencias y hasta críticas. ¡Go Sox!

Ozzie Guillén #13

¿Usted qué opina? ¡Hágamelo saber por esta vía!

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

English version below:

The reach of the Internet is incredible

By Ozzie Guillén

Thanks to this column I have received messages from places I love like Barquisimiento, Los Teques and Valencia in my homeland of Venezuela, and places I am close to like Skokie and Bolingbrook in Illinois. And from places as remote as Africa, Honduras and Cuba.

In all corners of the world there are White Sox fans who send me positive messages, concerns, worries, opinions and, obviously, questions about the team and baseball in general.

To think back 25 years when I was just starting in professional baseball, I had many difficulties then trying to communicate with my family. I remember having to save money for phone calls and waiting until odd hours of the night to get the best rates.

Now, the youngsters in the minors have different ways to keep in contact with their loved ones. From far away now, players can talk with their families when they have a good or bad day.

Really, communication is so important in all areas of life.

A couple of weeks ago I called a meeting with my players and my message was very simple and to the point: either play better or the general manager Kenny Williams will be obligated to make some trades. It was that simple.

Honestly I would like keep this group of players for the rest of the season because, as I have said many times, I am convinced that we have the talent to compete and win.

It seems that message was received, although it is too early to claim victory, because there is still plenty of baseball to be played.

But we have played better, and we have been able to win more often.

Can we keep this rhythm until September? I hope so, although through the course of this season we have had ups and down that have left me more than a little confused.

At the moment of writing this column we just finished a four game series with the Royals, ending a seven-game road trip where we went 5-2.

That trip started 13 straight games against our division rivals. Before the All-Star break we finish with three games against Cleveland at home and three against the Twins at Metrodome.

The big question that I get from the majority of the fans that write-in is whether we have what it takes to compete for the division title. My response is the same: Yes, and these next few games against the division rivals will be key.

What will Kenny Williams do before the non-waiver trade deadline? Only Kenny really knows, but that will also depend on how well our team plays this month.

I have never asked him for a specific player for the second half, not in 2005 and not last year when we won the division. Luckily, Kenny has been able to find the right piece each time to help us win.

We hope it happens again this season.

Now some questions:

Kelvin from Puerto Rico wants to know which is the best team in the American League and why. Well Kelvin, personally I think Boston is the team to beat because their pitching is the deepest in the league. They have good starters and their bullpen has done an excellent job, and don't forget that too many experts, pitching is 70 percent of the game.

Jesus, from Caracas, asked my opinion of interleague games and which Venezuelan we have in the system that will soon make the jump to the majors.

Without a doubt the interleague games are a good idea for Major League Baseball, because it lets fans see players that might not come through their town otherwise. Before interleague play a fan in Pittsburgh would not get a chance to see Derek Jeter play unless there was a Pirates-Yankees World Series. It is also fun to see some of "turn back the clock" series. This happened a few weeks ago when the White Sox and the Dodgers faced each other, marking the 50th anniversary of the World Series in 1959. I am sure a lot of people enjoyed that series, especially with the presence of players like Luis Aparicio, Billy Pierce, Jim McAnany, Jim Landis and Jim Rivera.

I have always said, though, that the teams in the American League are at a disadvantage in these games, because we lose a hitter when we play in the National League parks. The National League teams though have the advantage of adding a hitter when they play in our park. But, I insist, that it is a good idea.

In terms of a Venezuelans that are on the verge of coming up to the big leagues, I have bad news Jesus, since it doesn't look like there are any right now, but there may be some in the near future.

That lets me respond to Walter, from Valencia in Venezuela, who asked me about Clevelan Santeliz.

Clevelan is a great kid and is having his best season since he signed with the White Sox, in part, because of limited activity this winter during the Venezuelan League. This year Santeliz is playing with the Birmingham Barons in Double AA and he has shown great potential because he has stayed healthy. I think this is the best shape he has been in. In terms of his attitude, he is not afraid, doesn't give in to pressure and has guts. If you watch him in Spring Training you will see him always rooting on his teammates, no matter who they are.

Neomar, from Caracas, asks me about my compatriot. He wants to know the chances of Freddy Garcia coming back to the Majors.

I haven't had a chance to speak with Freddy lately, but my three kids are constantly keeping me up to date on his rehabilitation. If Freddy is able to regain the strength in his shoulder, then anything is possible. Right now Freddy is with Bartolo Colon in Glendale, Arizona working hard to see if he can come back and help us in the second half. Me, more than anyone, would love to be able to count on Freddy in the second half.

Rafael, de Los Teques, asks how I see the development of Venezuelan baseball.

I think our baseball is at its peak, because we have a lot of talent that is developing in organizations in the Major Leagues. At this rate we will shortly be side-by-side with the Dominican Republic. Soon we will see stars riding the bench in international tournaments, because we have so much talent. In terms of the future, it will depend on these players and their desire to play in their country and to pass on their knowledge. It is also important for the government to support the healthy competition that is our professional baseball.

Noe, from Chicago, asks me why we aren't playing more "small ball" give that we have several fast players.

Noe, we are working on that. It is true that we have speedy players, but we also have players with a lot of power who are capable of changing a game with one swing of the bat. But we are working on it and our recent results are a sure indicator that we are able to win without the long ball.

Tirso, of Skokie, wants to know my opinion of what Frank Thomas accomplished in his career now that news of Sammy Sosa and Alex Rodriguez has broken about their steroid use.

I think Frank Thomas should be a first ballot Hall-of-Famer. His numbers rank up there with some of the best hitters ever and he deserves to be in Cooperstown next to the greats of the game.

Eduardo, of Sarasota, Florida, asks me if I think Alexei can hit 20 home runs this season.

Without a doubt, I think he can do that.

Hannah, of Naperville, Illinois, wants to know about Jim Thome's future in 2010.

There are still a lot of hits in Jim Thome's bat, but it is up to Jim how many more years he wants to play. Those who share a clubhouse with Jim are witnesses to his work ethic. He is constantly prepping himself so he stays in the best shape possible. It is not easy on his knees and legs to support that physique that lets him hit some of those mammoth home runs. I think if he keeps working hard like he has and if he still wants to play, then he will be out there. In terms of him playing with the White Sox, I have no idea what type of team I will have next year. For now we are concentrating on 2009.

Karen Aparicio writes in from Maracaibo to wish me luck and to thank me for the comments I made recently regarding her father, the immortal Luis Aparicio.. Karen, thanks to you for having a father like Luis who is an example for all Venezuelans, the only one in the Hall of Fame and an inspiration for all of us who decided to play professional baseball.

Alvaro, of Bolingbrook, wants to know who my idol was growing up.

David Concepcion is my baseball idol and that is the reason I wear number 13 on my back. Luckily, I have had the opportunity to spend a lot of time with him. I have been really lucky to have him and Luis Aparicio and Chico Carrasquel at my side during my first game as manager at U.S. Cellular Field. Like David has been my idol since I was young, Roberto Clemente has been the player I have most admired in baseball. Not only because he was such a great player, but because of his dedication to mankind.

Finally, Antonio Miguel, from San Juan de Morros in Venezuela, wants to know the differences I see between this team and the 2005 team that won the World Series. Pitching. That is the big difference. In 2005 we had a foursome of strong starters that were able to combine to pitch four complete games in a row in the postseason. But besides that we had a bullpen that matured as the season went on. It had a combination of veterans like Cliff Politte and Orlando "El Duque" Hernandez, along with young studs like Neal Cotts and Bobby Jenks. Obviously winning a title was a team effort and every player contributed as some point during the season, but pitching was the key. In 2009, we have good arms that should turn into stars very soon, but currently are in the learning process.

Once again I am sorry that I haven't been able to respond to all your questions and I reiterate the thanks for all the positive comments I have received from all corners of the world. I hope you keep supporting the White Sox, and keep writing in to find out directly from me what is happening with our team. It will always be a pleasure reading these comments and opinions, and even the criticism. Go Sox.

Ozzie Guillen #13

What do you think? Let me know!

¿Tienes una pregunta para Ozzie? Haz click aquí y completa el formulario. Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


orgullosox.com