© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/26/13 10:55 PM ET

Con plena confianza en sus credenciales

Thomas considera que debe entrar al Salón en primer intento

CHICAGO - Frank Thomas considera que merece entrar al Salón de la Fama en su primer año de elegibilidad en el 2014.

"Creo que tres de nosotros tenemos las credenciales para ser exaltados en la primera papeleta", dijo Thomas durante el evento SoxFest de los Medias Blancas, refiriéndose a los ex lanzadores Greg Maddux y Tom Glavine, que también debutarán en la boleta el próximo año. "Trabajé duro durante toda mi carrera y espero recibir lo que merezco.

"Mi historial habla por si solo. Haber sido negado un tercer Jugador Más Valioso para dárselo a un tipo que reconoció que estaba usando sustancias para aumentar el rendimiento. Creo que (haber ganado el premio por tercera vez) me hubiese colocado en un nivel que sólo algunos jugadores han alcanzado en este deporte. Mi racha de 12 años fue increíble, muy histórica. Creo que hice lo suficiente como para ser exaltado al Salón en mi primer intento".

Los números de Thomas corroboran su opinión.

En 19 años en Grandes Ligas, incluyendo 16 temporadas con los Medias Blancas, Thomas bateó para .301 con 521 jonrones y 1,704 impulsadas. Anotó 1,494 carreras, registró porcentaje de embasarse de .419, negoció 1,667 boletos y se ponchó apenas 1,397 veces.

Thomas fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1993 y 1994 y terminó en el segundo lugar para el galardón detrás de Jason Giambi en el 2000. Giambi luego pidió disculpas por haber usado sustancias prohibidas durante esa temporada, en la cual Thomas tuvo promedio de .328 con 43 cuadrangulares y 143 carreras producidas.

La sombra de los esteroides alcanzó a jugadores como Barry Bonds, Roger Clemens y el dominicano Sammy Sosa en las últimas votaciones para el Salón, en las cuales ningún candidato recibió el 75% de los votos necesario para ingresar a Cooperstown. Thomas habló el sábado de lo mucho que luchó para llegar a un nivel élite y agregó que no siente pena por aquellos jugadores que se sospecha eligieron otra estrategia.

"No diría que les tengo lástima. Les tenía respeto dentro del terreno de juego, pero ellos eligieron esto. Tomaron sus propias decisiones fuera del terreno y tienen que vivir con eso", dijo Thomas. "Ver como salen a la luz todas las tonterías, sin haber estado consciente de lo que estaba pasando, me hace sentir mucho más orgulloso de mi carrera. Competí durante esa época y jugué a un alto nivel".

Aun con todas las emociones que vivió cuando los Medias Blancas retiraron su número 35 en agosto del 2010, esa sensación, dice Thomas, no se compararía con ser inmortalizado en Cooperstown.

"Ser elegido al Salón de la Fama, es algo con lo que uno sólo puede soñar", dijo Thomas. "Simplemente quería tener una buena carrera, pero ingresar al Salón....me quedaría sin palabras".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


orgullosox.com